Nuestra Historia

“Unicamente los peces muertos nadan con la corriente”

En un momento de la historia actual de Chile, en que los trabajadores de la Educación de la Comuna de Providencia eran representados solo por el Colegio de Profesores y donde el sindicalismo no tenía gran ascendencia en la vida de la educación municipal, emergió una nueva forma de lucha gracias al sueño de algunos pocos trabajadores, un proceso nunca visto antes en la Comuna. El deseo de agruparse y luchar por los derechos inalienables de todos los trabajadores del área educativa de los colegios municipalizados dio origen al primer Sindicato de Trabajadores de la Educación. Esta entidad fue producto de la iniciativa de un grupo de profesores del Liceo “ José V. Lastarria”, pues en la década de los 80’s se reunían periódica y casi clandestinamente para tratar, analizar problemas y otros temas y adoptar acuerdos al respecto.

Las motivaciones que impulsaron la creación de este organismo fueron el estado de indefensión laboral del profesorado y funcionarios de los colegios dependientes de la Corporación de Desarrollo Social de Providencia, que se traducía en despidos arbitrarios, trato vejatorio de directivos y el no reconocimiento de dirigentes del Magisterio por parte del empleador. Agréguese a lo anterior, el descontento por las pérdidas gremiales, laborales y profesionales que provocó el traspaso de los colegios públicos a los municipios y corporaciones (1981-1986).

Anteriormente a 1990, se hicieron intentos para constituir algún organismo que fuera representativo. Fue en 1985 cuando se trató de formar un Centro de Bienestar, iniciativa que fue frenada brutalmente por la Dirección del Liceo Lastarria. Reconózcase, sin embargo, –de acuerdo a la opinión de los profesores-dirigentes de la época- la falta de decisión y valentía para enfrentar el fuerte y tumultoso clima político dentro de la comuna, por lo que se tuvo que esperar al primer gobierno de la Concertación para concretar dichas aspiraciones.

En 1985 hubo elecciones democráticas en el Colegio de Profesores, pero las autoridades de la Corporación de ese momento no reconocieron a los dirigentes, por lo que un sindicato era lo apropiado por las siguientes ventajas: el reconocimiento legal que el Código del Trabajo otorga a la organización para defender los derechos de los trabajadores, el fuero sindical de los dirigentes, el manejo de los recursos financieros que otorga la personalidad jurídica, la posibilidad de negociar colectivamente y el mayor significado que adquiere un socio de un sindicato en términos de un compromiso social.

Así en 1990, reuniéndose diferentes funcionarios de todos las unidades educativas, formaron el actual Sindicato de Trabajadores de los Establecimientos Municipalizados de Providencia , formalizándose este sueño el 17 de octubre , según consta en el certificado de la Inspección Comunal Santiago Oriente e indica que el día 27 de septiembre de 1990 en nuestra “acta de nacimiento” se constituyó con 291 socios fundadores, siendo un total de 600 funcionarios en la comuna en ese entonces e integrado por docentes y asistentes de la educación.

Contando con escasos recursos y precarios medios de publicidad, se  acudió a la Radio Cooperativa, quienes gratuitamente difundieron la creación de la nueva organización  además de publicar la información en varios periódicos de Santiago y  se realizaron las primeras elecciones en el local del Colegio “Luis Campino”, gentilmente facilitado por su director, puesto que la Corporación no permitió realizar las elecciones en ningún local de su dependencia.

Según la votación la directiva definitiva fue conformada por los siguientes funcionarios: (1990-1992)

  • Sr. Ángel Espinoza Chávez (Presidente)
  • Sr. Jorge Guzmán Labra (Secretario)
  • Sr. José Miguel Cuevas Palma (Tesorero)
  • Sra. María Angélica Cofré Morales (1º Directora)
  • Sra. María Eugenia Guerra Méndez (2º Directora)

El Presidente del Sindicato era docente del Colegio “ Juan Pablo Duarte” y los profesores con cargo de Secretario y Tesorero, respectivamente del Liceo “ José Victorino Lastarria”.
La 1º Directora del Liceo “Tajamar” y la 2º Directora funcionaria del Colegio “Juan Pablo Duarte”.

Dentro de las primeras funciones del emergente Sindicato fue difundir el concepto de sindicalismo en todos sus asociados para incentivar la pertenencia y participación de todos los funcionarios Para ello se organizaron visitas a las diferentes unidades, se escogieron delegados que pudiesen transmitir más rápidamente todas las informaciones y gestiones de la directiva.  Fue una etapa difícil, especialmente en el ingreso a los establecimientos, porque la creación de este sindicato rompía viejos esquemas en la relación laboral de la Corporación de Desarrollo Social de Providencia, corporación de derecho privado dependiente de la Municipalidad de Providencia y siendo, en ese entonces alcaldesa de la comuna, la Sra. Carmen Grez de Anrique.  Se mantuvieron reuniones periódicas con directivos de la Corporación los que, en lo formal, mostraron una actitud abierta y educada hacia los dirigentes, pero a la hora de las demandas económicas siempre se escudaban en los déficit permanentes de las finanzas por lo insuficiente de la subvención escolar, cuyos montos siempre se negaban a declarar por ser la Corporación una entidad privada.

También se trabajó arduamente en el Estatuto Docente, realizando gestiones con el entonces Ministro de Educación, don Ricardo Lagos, conversaciones con los Diputados integrantes de la Comisión de Educación.  Se inició por primera vez una negociación colectiva con el empleador para mejoras laborales.

El primer periodo de la dirigencia sindical logró formar una imagen de fortaleza y perseverancia ante el entorno de funcionarios, por los constantes agravios al personal docente que se tuvo que enfrentar.

2º PERIODO (1992-1994)

El segundo periodo eleccionario fue en el mes de octubre del año 1992, eligiéndose a don Horacio Maldonado Vera como Presidente y además Profesor del Liceo “ José V. Lastarria”, en la Secretaría a doña María Eugenia Guerra Méndez, funcionaria del Liceo “ Carmela Carvajal de Prat” y doña Patricia Iturrieta  Mena  (Liceo Nº 7 de Niñas).

En esta etapa, el sindicato dio un fuerte impulso al aspecto social creando las comisiones de cultura y bienestar, con los convenios correspondientes para obtener casa a través de la Cámara Chilena de la Construcción y el Banco Estado, convenios dentales y la aplicación del Decreto 3551 de 1981, acuerdo magisterial que regulaba el mejoramiento de los sueldos de los profesores hasta en un 100% en el año 1988 y el cual  hasta la fecha no había sido cancelado en su totalidad, para lo cual la única vía fue acudir a Tribunales.  Además el tema del respeto al “derecho adquirido” a través de los artículos tácitos en los contratos de los empleados, fue la tónica fuerte durante esta etapa, especialmente con el personal codocente en el tema de las vacaciones, apreciando por parte del empleador un fuerte abuso de poder en no reconocer, además, veredictos de la Inspección del Trabajo en varios aspectos.

3º PERIODO ( 1994-1996)

Este periodo comienza con su presidente reelecto, don Horacio Maldonado Vera del Liceo “ José Victorino Lastarria”, un segundo periodo en el sindicato para don José Miguel Cuevas Palma, también del Liceo “ J. V. Lastarria” como Secretario, doña Patricia Iturrieta en el cargo de Tesorera ( Liceo Nº 7 de Niñas).  En cargo de 1º Directora fue ocupado por la Sra. Patricia Herbage del Liceo Nº 7 de Niñas y don José Luis Sánchez del Liceo “ J.V. Lastarria”.

Esta etapa se destaca nuevamente por la lucha por los derechos de los trabajadores codocentes, el pago justo de los bienios, tema que tuvieron a la directiva constantemente resolviéndolos vía Inspección del Trabajo y en ciertas instancias se tuvo que llegar hasta la Dirección del Trabajo misma para que se reconociera la ley.

4º PERIODO (1996-1998)

Nuevamente don Horacio Maldonado Vera sale reelegido como Presidente, don José Miguel Cuevas Palma, como Secretario y doña Patricia Iturrieta Mena como Tesorera.  El 1º Director fue don Gonzalo Arias Sanhueza y 2º Director, don Juan Silva Ortiz, ambos codocentes del Liceo “J. V. Lastarria”

En esta etapa se luchó por otorgar a los funcionarios codocentes la aplicación de los seis días administrativos en recuperación de todos los días 31 trabajados extra y no cancelados, de acuerdo a la Ley Nº 18.883.  Por otro lado se realizaron las primeras gestiones para la Negociación Colectiva que beneficiaba directamente a los asistentes de la educación, ya que los docentes de colegios municipales, según el Estatuto Docente, no pueden negociar.

Así llegó el cambio de milenio y el nombre del Sindicato ya era reconocido y  respetado, destacándose por ser un referente que ha representado y defendido con dignidad los derechos de los profesores y funcionarios de la Corporación, apelando a sus limitados recursos legales, dada la desventajosa situación de los trabajadores respecto al empleador que presenta la legislación laboral chilena.

Actualmente, el Sindicato es liderado, por primera vez, por una mujer que se ha destacado por ser jamás silenciada ante las injusticias y por la defensa constante y permanente de los derechos laborales. Acompañada, además, de dos directores con una gran fuerza y empuje en la defensa de los derechos labores.

“En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que nuestro grito haya llegado a otros oídos y una mano recoja nuestro ideal”

NOTA: Esta recopilación de hechos se ha escrito lo más fidedignamente posible, rescatando su historia a través de los Libros de Actas desde su fundación hasta el año 1998, por la Srta. María Fabiola Sanhueza S., actual Secretaria, y por una visión globalizada de todos los periodos del Sr. José Miguel Cuevas Palma, ex dirigente.

Socios Fundadores

Relacionados:

Links de Interés: